Hay Esperanza! Hay Nueva Vida! En Cristo Jesús La Tendrás

Hay Esperanza! Hay Nueva Vida!
En Cristo Jesús La Tendrás

Publicado por Hna. Deborah Negron M.A., B.S.
December 7, 2019

El angel de Jehová acampa alrededor de los suyos y los defiende. El Levanta al que se humilla.

Todo lo qué le ocurre al que es hijo de salvacion, ya sea al que sera un creyente, es lo mismo que utiliza Dios para moldear, cambiar y formar el caracter y la imagen de Cristo en nosotros.

Mirando hacia atras ahora puedo ver claramente como Dios uso aun mis malas decisiones. Él uso los momentos mas tristes de mi vida para causar que yo le buscara aun mas y mas. Y orquestó magistralmente como cada mal camino me iria a llevar al momento crucial de desear su presencia.
Él mismo uso mis lagrimas para acordarme de mi gran necesidad de Dios.

Quizas tu has pasado por algun trauma. Quizas fueron fuerzas externas que te hicieron llegar a una desgracia o algun dolor.

Quizas no fue otro sino fue, que estupidamente, en rebelion, escogistes ir por un camino que no era bueno.
No le hace. Dios usa cada circunstancia para allegarse al corazon necesitado.
Aun los abusos, maltratos, y dificultades son los que provocan que miremos hacia arriba.

El Salmo 91:1 dice,
“El que habita al abrigo del Altísimo Morará bajo la sombra del Omnipotente.
Fue Él que me hizo reconocer me necesidad por su gracia. El abrio mi entendimiento y quito de mis ojos las escamas. Permitio que mis oidos escucharan su voz y mirarán hacia su monte santo.
Salmo 121:1-2 nos dice,
“Alzaré mis ojos a los montes; ¿De dónde vendrá mi socorro? Mi socorro viene de Jehová, Que hizo los cielos y la tierra.

Ahora reconozco que cada conexión, cada palabra y cada consejo bueno, fue por su gran amor por mi.

Reconozco que su libre alberdrio nos permite decidir, escoger y entender que somos pecadores pero que su amor nos puede alcanzar.

Por su amor, a pesar de mis malas elecciones, Él causó que yo me cayera. Me permitió llegar a pozo de la desesperación.

El Salmo 40:2 dice asi,
“Y me hizo sacar del pozo de la desesperación, del lodo cenagoso; Puso mis pies sobre peña (roca), y enderezó mis pasos.

En el lugar mas tenebroso, alli me mostro su misericordia. Cada cisterna rota y sin agua, me causó una sed espiritual que me llevo a la fuente que sació mi alma.

La palabra nos enseña en Romanos 8:28 lo siguente,
“Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamados.”

Él me llamo. Él me deseo. Él dice que soy la niña de sus ojos. Él se entrego por mi en la cruz.

Él determino en sí mismo que haría caer sobre si mismo, mi pecado y mi castigo.

En la cruz, Jesus llevo tus rebeliones. Él llevo tus traumas. Él llevo tus desgracias y aun tus lagrimas. La palabra nos dice que Dios guarda las lagrimas de los que son de Él en su redoma. Salmo 56:8 me lo confirma,
“8 (9) Tú llevas la cuenta de mis huidas; tú recoges cada una de mis lágrimas. ¿Acaso no las tienes anotadas en tu libro?

Tu tomas cuenta de cada injusticia y haces rectitud. Tu restauras al caido. Salmo 145:14,
“El Señor sostiene a los que caen y levanta a los que desfallecen.”

Al que mira hacia arriba…
Al que reconoce su necesidad de Ti Oh Dios…
Al que desea Tu Presencia…
Al que se arrepiente de su pecado…
Al que Clama en Angustia…
Al que Cree que Tu Eres Él Señor y Salvador…
Al que sd aférra de Tu Gracia…

Salmo 51:
“El sacrificio que te agrada es un espíritu quebrantado; tú, oh Dios, no desprecias al corazón quebrantado y arrepentido.”
1 Juan 1:9 nos dice,
“pero si confesamos nuestros pecados, podemos confiar en que Dios, que es justo, nos perdonará nuestros pecados y nos limpiará de toda maldad.”

¿Sabias que aun la maldad que se haya cometido cobtra ti, tu la cargas sobre ti?
Ese dolor que te atormenta. Esa memoria que te agota las fuerzas. Ese rencor que tienes por le que cometieron contra ti, contra tus emociones y contra tu cuerpo. Eso es como una piedra pesada que llevas adentro. Otros no la ven. Pero Dios si la ve. Te deprime. Te angustia. Te quita los enfoques buenos de la vida.
Al venir y confesar que tu necesitas no solo su perdon, pero tu necesitas su sanidad. Pues haz pensado en vangarte. Haz odiado, con razon. Pero haz odiado y le haz deseado mal al que te hizo daño.

Nosotros pecamos en la mente. Aunque nunca hubieramos cometido el delito. Pero Dios ha visto tu dolor.

Él entiende tu afliccion. Pero al confesar que necesitas su ayuda y te arrepientes de tus malos caminos, veras como Dios cambiara tu Lamanto en Baile…
Jesus entrara en tu corazon y tendras gozo en pensar que ya eres libre del pecado que cometistes. Pero tambien libre del peso del pecado, que cometieron contra ti.

El llevo nuestros pecados, los pecados de todos en la Cruz del Calvario.
Por sus llagas fuimos nosotros curados.
Él levanta tu Cabeza.
El te dara una alegria que no depende de las circunstancias. Él te fortalecerá con su Espíritu Santo. Entonces verás y conocerás que eres hijo / hija de Dios. Seras parte de su pueblo. Seras Nueva Criatura.

Verás como todo en tu vida, no se comparará con la llenura de su presencia. Él te será Consuelo por cada pérdida. Él te sera una cobertura y tu protección.

Ninguna arma forjada contra ti prosperará. Isaias 54:17.

Sí creés, verás la gloria de Dios manifestada en tu vida propia. Verás qué El Señor te dará un nuevo caminar. Daras pasos seguros pues tu confianza estara en La Roca Eterna que Es Cristo Jesus.
Él te saciará de vida. Llenara cada vacío. Él te hara Cabeza y no Cola. Cree solamente. Arrepientase todo aquel que desea vida eterna.
Todo el que oyere, lee, crea será salvó.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

Blog at WordPress.com.

Up ↑

%d bloggers like this: