¿Con Que Te Afirmas?

Las Afirmaciones Que Tienen Valor Eterno
Publicado por Hna. Deborah Negron – Hija de Dios

En el ámbito de la Psicología se usa una practica de afirmaciones positivas. Estas son maneras de cambiar o ya sea moldear la mente para cambiar pensamientos negativos con unos positivos. Aunque la practica puede ayudar a cambiar comportamientos. Esta práctica es una manera externa de tratar de facilitar cambios internos.

Para el creyente hay una manera segura y eficaz de modificar y cambiar nuestro entorno. Pero las afirmaciones que hace el Cristiano no están basadas en positivismo. Ni tampoco en cosas externas solamente.

Cuando Cristo se fue el había prometido dejarnos un ayudador y Consolador. Ya sea el nos envió al Espíritu Santo.
Este no es una forma más de cambiar lo externo sino que, El Espíritu Santo viene y nos vivifica y nos convence de pecado y de nuestra necesidad de la Salvación.
Él quita las escamas de nuestros ojos espirituales y nos da una vista para que podamos conocer a Dios. Cristo nos a llamado a nacer de nuevo (Juan 3).
Al llegar al arrepentimiento comenzamos una nueva vida en Colaboración con el Espíritu de Dios.
Los cambios no son externos solamente. Cuando aceptamos a Jesús los cambios son internos. Somos limpios por el sacrificio de Cristo en la cruz. Y por su Resurrección somos vivificados a este nuevo vivir.
Dice la Palabra
y diciendo luego: He aquí que vengo, oh Dios, para hacer tu voluntad; quita lo primero, para establecer esto último. En esa voluntad somos santificados mediante la ofrenda del cuerpo de Jesucristo hecha una vez para siempre. pero Cristo, habiendo ofrecido una vez para siempre un solo sacrificio por los pecados, se ha sentado a la diestra de Dios, porque con una sola ofrenda hizo perfectos para siempre a los santificados. Y nos atestigua lo mismo el Espíritu Santo; porque después de haber dicho: Este es el pacto que haré con ellos Después de aquellos días, dice el Señor: Pondré mis leyes en sus corazones, Y en sus mentes las escribiré, añade: Y nunca más me acordaré de sus pecados y transgresiones. Pues donde hay remisión de estos, no hay más ofrenda por el pecado. Así que, hermanos, teniendo libertad para entrar en el Lugar Santísimo por la sangre de Jesucristo, por el camino nuevo y vivo que él nos abrió a través del velo, esto es, de su carne, y teniendo un gran sacerdote sobre la casa de Dios, acerquémonos con corazón sincero, en plena certidumbre de fe, purificados los corazones de mala conciencia, y lavados los cuerpos con agua pura. Mantengamos firme, sin fluctuar, la profesión de nuestra esperanza, porque fiel es el que prometió. Y considerémonos unos a otros para estimularnos al amor y a las buenas obras;
Hebreos 10:9‭-‬10‭, ‬12‭, ‬14‭-‬24

Por esta razón el creyente no tiene afirmaciones de positivismo. Nosotros tenemos la Palabra que atraves del Espiritu nos guía. El Espiritu nos afirma. La Palabra de Dios nos afirma.
No son palabras huecas de alguna técnica humana. El creyente tiene la Palabra de Dios que es más fuerte. Ella es La Espada de doble filo. Corrige y Sana. Liberta y Rompe cadenas. Nos renovamos en ella.

Entonces, como seres humanos tenemos dos naturalezas. Tenemos la carne y tenemos el espíritu que nos a sido vivificado a vivir esta Nueva Vida en Cristo.
Por esta razón cuando nuestra mente carnal nos agobia…
Cuando los pensamientos y las noticias nos asustan podemos declarar con nuestra boca y pronunciar La Palabra de Dios.
Cristo es el verbo, ya sea El Es La Palabra en Nosotros.

Les confieso que
yo soy aveces víctima de mis propios pensamientos negativos. Y reconozco mi debilidad. Por esta razón acudo solo Al Que Me Afirma En La Verdad.

Esta mañana comparto mi propia batalla interna. Siempre gana La Verdad que Es Cristo y Su Palabra.

Mi Batalla Hoy…

¿Porque te eflijes y tienes duda?
¿Será que en algun momento El se a olvidado de ti o de tu fragilidad?

Me contesto, pues, “No la Palabra me dice”…
Porque él conoce nuestra condición; Se acuerda de que somos polvo.”
Salmos 103:14

Me digo,
¿Será que se a cansado de tus fracasos o de tus inconsistencias?
Me acuerda su Espíritu Santo…
Hijitos míos, estas cosas os escribo para que no pequéis; y si alguno hubiere pecado, abogado tenemos para con el Padre, a Jesucristo el justo.
1 Juan 2:1

Me digo,
¿Sera que se terminara su misericordia para mi?
Su Palabra me afirma,
Por la misericordia de Jehová no hemos sido consumidos, porque nunca decayeron sus misericordias. Nuevas son cada mañana; grande es tu fidelidad.
Lamentaciones 3:22‭-‬23

¿Sera que su amor cambiará con el tiempo?
Jehová se manifestó a mí hace ya mucho tiempo, diciendo: Con amor eterno te he amado; por tanto, te prolongué mi misericordia.
Jeremías 31:3

¿Señor y si pierdo el camino que haré?
Me llevas a tu Palabra que me dice,
Lámpara es a mis pies tu palabra, Y lumbrera a mi camino.
Salmos 119:105

¿Y si creo perder mi esperanza y creo que no vere el futuro?
Me acuerdas…
Porque ciertamente hay fin, Y tu esperanza no será cortada.
Proverbios 23:18

Porque yo sé los pensamientos que tengo acerca de vosotros, dice Jehová, pensamientos de paz, y no de mal, para daros el fin que esperáis.
Jeremías 29:11

Señor, es que a veces me condena mi propio corazón…
Escucho en mi ser, la Palabra claramente…
“pues si nuestro corazón nos reprende, mayor que nuestro corazón es Dios, y él sabe todas las cosas. Amados, si nuestro corazón no nos reprende, confianza tenemos en Dios;”
1 Juan 3:20‭-‬21

Cuando debil soy es tu fortaleza que me sostiene…

Y me ha dicho: Bástate mi gracia; porque mi poder se perfecciona en la debilidad. Por tanto, de buena gana me gloriaré más bien en mis debilidades, para que repose sobre mí el poder de Cristo. Por lo cual, por amor a Cristo me gozo en las debilidades, en afrentas, en necesidades, en persecuciones, en angustias; porque cuando soy débil, entonces soy fuerte.
2 Corintios 12:9‭-‬10
Basta ya! Dejare de pensar en como salir de estos sentimientos y me enfocaremos en lo que me haz dicho mi Señor.

Tu Palabra tiene la respuesta para cada una de mis preguntas. Tu Palabra tiene la solución para todo lo que tenga que enfrentar.

Esta carne es débil. Pero mi espiritu conoce bien, en quien a creído. (2Timoteo1:12).
Tu solo eres Él que siempre cuida de mi. Levantas mi Cabeza.
(Salmo 3:3 -4).
Tu Mi Señor eres el que endereza mis pasos y ordenas mi vida y me enseñas a guardar tus mandamientos. Haces resplandecer to rostro sobre mi. (Salmo 119:133-135
Tu unges mi cabeza con aceite y haces rebosar mi copa (Salmo 23:5(b).

Seguire pues tu Me Afirmas.
Tu Palabra me alienta y es para mi la afirmación más clara de que Conmigo Estas Señor.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

Blog at WordPress.com.

Up ↑

%d bloggers like this: