Estaremos Listos?

¿SI CRISTO VIENE ESTAS LISTO?
¿ESTARA LA IGLESIA LISTA?

Publicado por Hna. Deborah Negron M.A.

De todo nos queremos escapar. Queremos seguir cómo siempre. Queremos ser. Libres para hacer cómo nos viene en gana.
Decimos qué creímos en Dios, mas nuestros hechos son contrarios a la palabra de Dios. Coqueteamos con el mundo. Decimos ser cristianos pero mas nos parecemos al mundo qué a hijos de Dios.
Hay competencias entre el pueblo.
¿Cual Iglesia tiene mas entretenimiento?
¿Cual tiene el equipo mas bien formado de música? Si, dije de música, no de adoracion. Pues donde hay mas carne qué Espiritu no hay adoracion.
En estos dias hablamos y nos conducimos cómo el mundo.

Por promover programas y actividades los siervos mienten. Dicen que hacen, cuando no hacen. Dicen qué son, cuando no son. Hacemos mercader de las almas cómo si nos pertenecieran.
Hay algunos qué dicen ser de Dios y dividen el pueblo. Le dicen a unos mentiras de otros, para desvaluar el trabajo de los demas. Despues se paran a orar cómo si Dios les va a oir sus oraciones.

Pueblo insensato. Pueblo necio qué cree qué vamos a impresionar a Dios con ideas humanas. Programas creados con mentiras no permanecen. Gente qué reclama qué tiene poder mas cómo Samson han perdido Él Espiritu de Dios. Pues operan con potencial humano de administracion y talentos mas no estan conectados con Él Él Espíritu de Dios.

Predican psicología de hombres. Motivan al pueblo a decir qué son parte de la Iglesia de Dios, mas no le han predicado que Tiene qué Haber un Arrepentimiento.
Predican otro evangelio. No predican qué tenemos qué ser santos.

Tienen formularios qué le entregan al nuevo qué llega para saber en qué se quiere involucrar, en vez de presentarles a Cristo.
No predican qué sin Fe es imposible agradar a Dios.
Le llaman a todos “hijos de Dios.”

Mentiras! No todos son hijos de Dios. No todos entraran por el camino estrecho.
No todos creen. Hay qué nacer del agua y del Espiritu, hay qué nacer de nuevo.

Por nuestra bondad y por nuestras obras no seremos salvos. Solo cuando aceptamos a Cristo Jesus y creemos qué Él es Él Señor y nos arrepentimos de nuestros pecados y confesamos nuestros pecados seremos salvos.

1 Juan 1:5-10 nos dice,
“Éste es el mensaje que hemos oído de él, y os anunciamos: Dios es luz, y no hay ningunas tinieblas en él. Si decimos que tenemos comunión con él, y andamos en tinieblas, mentimos, y no practicamos la verdad; pero si andamos en luz, como él está en luz, tenemos comunión unos con otros, y la sangre de Jesucristo su Hijo nos limpia de todo pecado. Si decimos que no tenemos pecado, nos engañamos a nosotros mismos, y la verdad no está en nosotros. Si confesamos nuestros pecados, él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados, y limpiarnos de toda maldad. Si decimos que no hemos pecado, le hacemos a él mentiroso, y su palabra no está en nosotros.”

Vivimos en un tiempo en el cuál las naciones estan en caos. Los pueblos están busacando la paz. El mundo esta deseando una respuesta para las tormentas y las injusticias. Muchos han rechazado a Jesús. Sé esta preparando la escena para que llegue el anticristo.
Y las iglesias en vez de estar orando y ayunando, gimiendo y predicando El Evangelio de Cristo estan en competencia.

Señor, Ayudanos. Rompe las cadenas qué hacen qué tu iglesia este en error.
Quíta las escamas de los ojos. Quita las bendas de sus ojos. Vuelvenos a Ti Oh Dios.
Ya Cristo esta por Venir.
Vemos claramente las señales.

Iglesia, Siervo, no dobles tus rodillas a Baal. Abre tus ojos, Dios es Dios de Reconciliacion. Dios es Dios de Perdon y De Misericordia, Pero también es Dios de Juicio y De Verdad.

Humillemonos ante Él. Volvamos a tomar el lugar correcto. No es tiempo de ofensas. Es tiempo de buscar a Dios. No es tiempo de Diviciones, es Tiempo de Unirnos Cómo Su Pueblo.

Señor perdonanos. Perdona a tu Iglesia. ¿No somos nosotros solo una parte de Un Mismo Cuerpo?
Abre los ojos, y sana tu cuerpo.
Derrama tu Espiritu Santo y Quita de Nosotros todo Pecado.
Vuelvenos a Ti.

Has qué Los hijos se arrepientan y se reconcilien con sus padres. Quíta el odio y el rencor. Haznos desechar todo lo qué impida tu mover. Mira nuestras naciones ten misericordia.

Haznos leer las escrituras.
Asi dice tu palabra…

Apocalipsis 18:9-24
los reyes de la tierra que han fornicado con ella, y con ella han vivido en deleites, llorarán y harán lamentación sobre ella, cuando vean el humo de su incendio, parándose lejos por el temor de su tormento, diciendo: ¡Ay, ay, de la gran ciudad de Babilonia, la ciudad fuerte; porque en una hora vino tu juicio! Y los mercaderes de la tierra lloran y hacen lamentación sobre ella, porque ninguno compra más sus mercaderías; mercadería de oro, de plata, de piedras preciosas, de perlas, de lino fino, de púrpura, de seda, de escarlata, de toda madera olorosa, de todo objeto de marfil, de todo objeto de madera preciosa, de cobre, de hierro y de mármol; y canela, especias aromáticas, incienso, mirra, olíbano, vino, aceite, flor de harina, trigo, bestias, ovejas, caballos y carros, y esclavos, almas de hombres. Los frutos codiciados por tu alma se apartaron de ti, y todas las cosas exquisitas y espléndidas te han faltado, y nunca más las hallarás. Los mercaderes de estas cosas, que se han enriquecido a costa de ella, se pararán lejos por el temor de su tormento, llorando y lamentando, y diciendo: ¡Ay, ay, de la gran ciudad, que estaba vestida de lino fino, de púrpura y de escarlata, y estaba adornada de oro, de piedras preciosas y de perlas! Porque en una hora han sido consumidas tantas riquezas. Y todo piloto, y todos los que viajan en naves, y marineros, y todos los que trabajan en el mar, se pararon lejos; y viendo el humo de su incendio, dieron voces, diciendo: ¿Qué ciudad era semejante a esta gran ciudad? Y echaron polvo sobre sus cabezas, y dieron voces, llorando y lamentando, diciendo: ¡Ay, ay de la gran ciudad, en la cual todos los que tenían naves en el mar se habían enriquecido de sus riquezas; pues en una hora ha sido desolada! Alégrate sobre ella, cielo, y vosotros, santos, apóstoles y profetas; porque Dios os ha hecho justicia en ella. Y un ángel poderoso tomó una piedra, como una gran piedra de molino, y la arrojó en el mar, diciendo: Con el mismo ímpetu será derribada Babilonia, la gran ciudad, y nunca más será hallada. Y voz de arpistas, de músicos, de flautistas y de trompeteros no se oirá más en ti; y ningún artífice de oficio alguno se hallará más en ti, ni ruido de molino se oirá más en ti. Luz de lámpara no alumbrará más en ti, ni voz de esposo y de esposa se oirá más en ti; porque tus mercaderes eran los grandes de la tierra; pues por tus hechicerías fueron engañadas todas las naciones. Y en ella se halló la sangre de los profetas y de los santos, y de todos los que han sido muertos en la tierra.

Apocalipsis 19:1-9, 11-21
Después de esto oí una gran voz de gran multitud en el cielo, que decía: ¡Aleluya! Salvación y honra y gloria y poder son del Señor Dios nuestro; porque sus juicios son verdaderos y justos; pues ha juzgado a la gran ramera que ha corrompido a la tierra con su fornicación, y ha vengado la sangre de sus siervos de la mano de ella. Otra vez dijeron: ¡Aleluya! Y el humo de ella sube por los siglos de los siglos. Y los veinticuatro ancianos y los cuatro seres vivientes se postraron en tierra y adoraron a Dios, que estaba sentado en el trono, y decían: ¡Amén! ¡Aleluya! Y salió del trono una voz que decía: Alabad a nuestro Dios todos sus siervos, y los que le teméis, así pequeños como grandes. Y oí como la voz de una gran multitud, como el estruendo de muchas aguas, y como la voz de grandes truenos, que decía: ¡Aleluya, porque el Señor nuestro Dios Todopoderoso reina! Gocémonos y alegrémonos y démosle gloria; porque han llegado las bodas del Cordero, y su esposa se ha preparado. Y a ella se le ha concedido que se vista de lino fino, limpio y resplandeciente; porque el lino fino es las acciones justas de los santos. Y el ángel me dijo: Escribe: Bienaventurados los que son llamados a la cena de las bodas del Cordero. Y me dijo: Éstas son palabras verdaderas de Dios. Entonces vi el cielo abierto; y he aquí un caballo blanco, y el que lo montaba se llamaba Fiel y Verdadero, y con justicia juzga y pelea. Sus ojos eran como llama de fuego, y había en su cabeza muchas diademas; y tenía un nombre escrito que ninguno conocía sino él mismo. Estaba vestido de una ropa teñida en sangre; y su nombre es: EL VERBO DE DIOS. Y los ejércitos celestiales, vestidos de lino finísimo, blanco y limpio, le seguían en caballos blancos. De su boca sale una espada aguda, para herir con ella a las naciones, y él las regirá con vara de hierro; y él pisa el lagar del vino del furor y de la ira del Dios Todopoderoso. Y en su vestidura y en su muslo tiene escrito este nombre: REY DE REYES Y SEÑOR DE SEÑORES. Y vi a un ángel que estaba en pie en el sol, y clamó a gran voz, diciendo a todas las aves que vuelan en medio del cielo: Venid, y congregaos a la gran cena de Dios, para que comáis carnes de reyes y de capitanes, y carnes de fuertes, carnes de caballos y de sus jinetes, y carnes de todos, libres y esclavos, pequeños y grandes. Y vi a la bestia, a los reyes de la tierra y a sus ejércitos, reunidos para guerrear contra el que montaba el caballo, y contra su ejército. Y la bestia fue apresada, y con ella el falso profeta que había hecho delante de ella las señales con las cuales había engañado a los que recibieron la marca de la bestia, y habían adorado su imagen. Estos dos fueron lanzados vivos dentro de un lago de fuego que arde con azufre. Y los demás fueron muertos con la espada que salía de la boca del que montaba el caballo, y todas las aves se saciaron de las carnes de ellos.

Apocalipsis 20:1-2,6
Vi a un ángel que descendía del cielo, con la llave del abismo, y una gran cadena en la mano. Y prendió al dragón, la serpiente antigua, que es el diablo y Satanás, y lo ató por mil años; Bienaventurado y santo el que tiene parte en la primera resurrección; la segunda muerte no tiene potestad sobre éstos, sino que serán sacerdotes de Dios y de Cristo, y reinarán con él mil años.

Apocalipsis 20:11-15
Y vi un gran trono blanco y al que estaba sentado en él, de delante del cual huyeron la tierra y el cielo, y ningún lugar se encontró para ellos. Y vi a los muertos, grandes y pequeños, de pie ante Dios; y los libros fueron abiertos, y otro libro fue abierto, el cual es el libro de la vida; y fueron juzgados los muertos por las cosas que estaban escritas en los libros, según sus obras. Y el mar entregó los muertos que había en él; y la muerte y el Hades entregaron los muertos que había en ellos; y fueron juzgados cada uno según sus obras. Y la muerte y el Hades fueron lanzados al lago de fuego. Ésta es la muerte segunda. Y el que no se halló inscrito en el libro de la vida fue lanzado al lago de fuego.

¿Cristo Viene, Estamos Listos?
¿Cristo Jesús Viene, Haz Perdonado o Todavia Guardas Rencor?
Cristo Viene Sal De Tu Mal Camino Y Volvamos a Él.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

Blog at WordPress.com.

Up ↑

%d bloggers like this: