El Testimonio Verdadero

Publicado por Hna. Deborah Negron- Hija de Dios

EL MUNDO VERA EL AMOR DE NOSOTROS Y SERA TESTIMONIO PARA ELLOS

Enero 28, 2018


Romans 12:4-21
Porque de la manera que en un cuerpo tenemos muchos miembros, pero no todos los miembros tienen la misma función, así nosotros, siendo muchos, somos un cuerpo en Cristo, y todos miembros los unos de los otros. De manera que, teniendo diferentes dones, según la gracia que nos es dada, si el de profecía, úsese conforme a la medida de la fe; o si de servicio, en servir; o el que enseña, en la enseñanza; el que exhorta, en la exhortación; el que reparte, con liberalidad; el que preside, con solicitud; el que hace misericordia, con alegría. El amor sea sin fingimiento. Aborreced lo malo, seguid lo bueno. Amaos los unos a los otros con amor fraternal; en cuanto a honra, prefiriéndoos los unos a los otros. En lo que requiere diligencia, no perezosos; fervientes en espíritu, sirviendo al Señor; gozosos en la esperanza; sufridos en la tribulación; constantes en la oración; compartiendo para las necesidades de los santos; practicando la hospitalidad. Bendecid a los que os persiguen; bendecid, y no maldigáis. Gozaos con los que se gozan; llorad con los que lloran. Unánimes entre vosotros; no altivos, sino asociándoos con los humildes. No seáis sabios en vuestra propia opinión. No paguéis a nadie mal por mal; procurad lo bueno delante de todos los hombres. Si es posible, en cuanto dependa de vosotros, estad en paz con todos los hombres. No os venguéis vosotros mismos, amados míos, sino dejad lugar a la ira de Dios; porque escrito está: Mía es la venganza, yo pagaré, dice el Señor. Así que, si tu enemigo tuviere hambre, dale de comer; si tuviere sed, dale de beber; pues haciendo esto, ascuas de fuego amontonarás sobre su cabeza. No seas vencido de lo malo, sino vence con el bien el mal.

Somos uno en el Señor. Y si fervientemente le seguimos y las servimos y nos amamos unos a los otros veremos su propósito hecho realidad en las vidas que juntos alcanzararemos.

Y así toda la gloria y toda la honra la recibe Cristo. Y así cumpliremos con la misión que está en el corazón de Dios. Si, somos una iglesia, un cuerpo de Cristo…
una novia preparándose unida para la venida de nuestro esposo. Cumpliendo la gran misión para Cristo. Porque bien dice su palabra que fuimos creados para la alabanza de su gloria. Fuimos pueblo escogido, Nación Santa y real sacerdocio. Así cómo nos escogió, aún un pueblo que no era su pueblo…
De variedad de Naciones, y de lenguas y de culturas diferentes…


Y él Creo para sí un pueblo.


Somos uno en el Señor. Bendiga Dios a su pueblo sobre la faz de la Tierra.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

Blog at WordPress.com.

Up ↑

%d bloggers like this: