Por Nuestra Libertad

Por Nuestra Libertad

Publicado Por Hna. Deborah Negron

Marzo 28, 2018

S. Juan 3:13-21
Nadie subió al cielo, sino el que descendió del cielo; el Hijo del Hombre, que está en el cielo. Y como Moisés levantó la serpiente en el desierto, así es necesario que el Hijo del Hombre sea levantado, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna. Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna. Porque no envió Dios a su Hijo al mundo para condenar al mundo, sino para que el mundo sea salvo por él. El que en él cree, no es condenado; pero el que no cree, ya ha sido condenado, porque no ha creído en el nombre del unigénito Hijo de Dios. Y ésta es la condenación: que la luz vino al mundo, y los hombres amaron más las tinieblas que la luz, porque sus obras eran malas. Porque todo aquel que hace lo malo, aborrece la luz y no viene a la luz, para que sus obras no sean reprendidas. Mas el que practica la verdad viene a la luz, para que sea manifiesto que sus obras son hechas en Dios.

Isaiah 53:4-7

Ciertamente llevó él nuestras enfermedades, y sufrió nuestros dolores; y nosotros le tuvimos por azotado, por herido de Dios y abatido. Mas él herido fue por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados; el castigo de nuestra paz fue sobre él, y por su llaga fuimos nosotros curados.

Todos nosotros nos descarriamos como ovejas, cada cual se apartó por su camino; mas Jehová cargó en él el pecado de todos nosotros. Angustiado él, y afligido, no abrió su boca; como cordero fue llevado al matadero; y como oveja delante de sus trasquiladores, enmudeció, y no abrió su boca.

Culpable eramos…
Todos y cada uno de nosotros merecía el castigo por nuestro pecado.
Más nuestro Señor intervino por nosotros.
Él tomó nuestro lugar. Se hizo carne por nosotros. Vino a ser humano tal como somos..
Y todo lo hizo por amor.
Antes de la fundación del mundo nos amó.
Aún sabiendo que iríamos a fallar nos amó.
Conociendo nuestro estado frágil, debil, nos amó. Nos compró a precio de su sangre.
Y no se elevó del estado más bajo al más alto.
El levantó nuestra cabeza. El borró todas nuestras rebeliones. Así hizo el para poder tener una relacion intima con nosotros. Para estar cercano para salvarnos. Él se hizo el Cordero de Dios.
Y por sus sacrificios somos nosotros restaurados. Por su humillacion somos nosotros sentados en lugares celestiales. Por su eleccion somos más que vencedores  Por su redención s olmos comprados a precio de su Sangre. Por su propósito fue que nacimos de nuevo. Y esto, para cumplir su voluntad. Por El fuimos hechos hijos de Dios.

Que gran privilegio, que gran posición, ahora nos más esclavos del pecado. Ahora somos su bendición. Libres para adorarle libres para vivir una vida agradable y de gratitud por El.

Oh Jesús ayudanos ser la luz que señala a otros a a el Camino.

Ayudanos a ser la sal que preserva. Ayudanos a ser testigos fieles y portadores de tu Verdad.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

Blog at WordPress.com.

Up ↑

%d bloggers like this: