Ordena Nuestros Pensamientos Señor Que Nos Veamos Como Tu Nos Ves

Ordena Nuestro Pensamientos Señor

Que Nos Veamos Comos Tu Nos Ves.

Publicado Por Hna. Deborah Negron

Febrero 25, 2019

Establece tu gobierno en nosotros.

Somos tu templo.

Nuestras vidas son tu casa Oh Dios.

Somos tu edificio y tu posesión.

Somos tu herencia y tus hijos.

Engendrados somos en Cristo.

Nacidos del Espíritu Santo y Renovados a ser nuevas criaturas.

Nadie, ni nada nos separará de ti.

Pues estamos escondidos en Cristo.

Tu gracia nos ha salvado.

Por tu obra completa, en el pesebre, en la cruz y en la tumba vacía… Somos salvos.

Nuestra es la victoria en Cristo.

Somos libres para ejecutar tu voluntad.

Enseñanos a vivir en ti.

Ya que hemos sido librados de la mortalidad y hemos entrado a ser eternos en Cristo, enseñanos a vivir en santidad, en autoridad y en tu poder. Somos los escogidos del Señor. Los elegidos con propósito, con destino y llenos en Cristo de su plenitud.

Vivamos como libres y no como esclavos de este cuerpo físico de carne. Seamos conscientes de nuestra libertad.

En Cristo nuestros pasos fueron preparados antes de la fundacion del mundo. Vivamos como príncipes de su Reino.

El enemigo no tiene parte, ni suerte, si, reconocemos que Cristo Jesús vive en nosotros. Vivamos la vida de Cristo aquí.

Por esta razón nada nos puede separar del amor de Dios. Ni lo alto, ni lo bajo, ni enfermedad, ni calumnia, ni lo que le puedan hacer a este cuerpo físico.

Vivamos con la verdad de que nuestra vida en Cristo es eterna. Que aún como Esteban, cuando estaba siendo apedreado y entrando en su muerte física, no se desespero, no se quejó, más bien vieron sus ojos lo eterno. Pero Esteban, lleno del Espíritu Santo, puestos los ojos en el cielo, vio la gloria de Dios, y a Jesús que estaba a la diestra de Dios, y dijo: He aquí, veo los cielos abiertos, y al Hijo del Hombre que está a la diestra de Dios. (Hechos 7:55‭-‬56).

El creyente vive consciente de que Cristo es su porción. Cristo es su paz. Y Cristo dijo, yo soy el Camino, La Verdad y La Vida. (S. Juan 14:6).

Podemos vivir con su gobierno, el cual será nuestra paz en medio de las tribulaciones de esta vida terrenal. Pues entendemos que somos peregrinos aquí, pero nuestra patria esta en los cielos. Entonces, seamos testigos del Eteno, seamos portadores del Evangelio de Amor. Seamos las voces que claman por los que no le conocen. Y vivamos en la expectativa de nuestra elección. La vida mortal ya fue clavada en la cruz de Cristo. Y vinimos a recibir Su Vida Eterna.

Comamos pues, del Árbol de la vida, seamos los pampanos de la Vid verdadera, que dan mucho fruto para la gloria de Dios.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

Blog at WordPress.com.

Up ↑

%d bloggers like this: