Carta A Los Creyentes

Carta a Los Creyentes
Por Hna. Luchy Negron

Esta carta la escribio mi madre y su urgencia es por que la venida del Señor esta cerca.

Diciembre 27, 2018

Bendiciones a todos los que lean estas lineas. Quiero decirles una palabra. Esto no es una opinión, no es una crítica.
Quiero decirles que varias noches no pude dormir. Mis pensamientos afloraban a mi mente y se repetía en una misma frase.
Esto, es un llamado al pueblo redimido por la sangre del Cordero a quienes Jesucristo es Su Señor. Es un recordar de Dios a la Iglesia de Jesucristo Para que en esté tiempo de tanta incertidumbre y de tantas tinieblas, Podamos brillar con la luz de Jesucristo.

Hermanos, satanás nos quiere engañar siempre, Nos trata de entretener con lo que pasa en el mundo. No obstante, Si estamos en el secreto, En la intimidad con El señor Jesús,
Nada, ni nadie nos podrá engañar.
Hoy más que nunca y sobre todo en este país, Qué nos concierne y también en Puerto Rico Mucho pueblo que se dice cristiano y evangelico, se ha dedicado solo a opinar.
Y a dar críticas, a juzgar y a burlarse de los dirigentes de la nación.
Con esto no estoy favoreciendo a ninguno, simplemente es decirles que este no es nuestro llamado en la tierra. Este no es el oficio del Cuerpo de Cristo aquí.

Nosotros con nuestra completa existencia tenemos que honrar al Señor que nos escogio para Salvación, Para que fuésemos luz en las tinieblas. Hoy día, En vez de dar luz nos envolvemos con el mundo en todo lo que ellos hacen.

Amados, la Biblia, que es nuestra única regla de fe, nos dice claramente,

En primera 1Timoteo 2 versos del 1 al 8,
“Exhorto ante todo A que se hagan rogativas, Oraciones, Peticiones y acciones de Gracias,
Por todos los hombres; Por los reyes y por todos los que están en eminencia, Para que vivamos quieta y reposadamente en Toda piedad y honestidad. Por qué esto es bueno y agradable delante de Dios nuestro Señor El cual quiere que todos los hombres sean salvos y vengan al conocimiento de la verdad. Por qué hay un solo Dios, y un solo mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo hombre, El cual se dio a sí mismo en rescate por todos, De lo cual se dio testimonio a su debido tiempo. Quiero pues que los hombres oren en todo lugar levantando manos santas sin ira y ni contienda. Así que no soy yo la que les amonestó, sino, la Palabra de Dios. Y esto, se los digo a los verdaderos hijos de Dios en el Espíritu, ellos entenderán. Cómo repite la palabra de Dios, el que tenga oidos para oir oiga lo que le dice el Espíritu.
Recalco lo leído en la palabra y parafraseo Qué los hijos del Señor sólo tienen que orar y llevarle a Dios sus preocupaciones.

No fuimos llamados a incitar con nuestras opiniones de los medios a las gentes, ni a participar en revueltas, ni en protestas, tampoco a faltarle el respeto a los dirigentes de las naciones sean buenos o malos.

Si están en posiciones de gobierno, es porque El Elyon, El Dios Altísimo, El allí los puso con un propósito. El se encargará de cada uno de ellos.
A nosotros solo nos resta orar, Y orar sin cesar para ver la mano de dios obrando. Cosas peores vendrán y no podemos perder nuestro tiempo. Tenemos que alinearlos al Sol de Justicia, Al Señor que viene pronto y El juzgara a los pueblos y a las naciones. No vivamos entretenidos en la corriente de este mundo, y a parecernos al mundo en lo que a ellos, que no conocen a Diós, práctican.
Todo lo que hagamos sea para agradarle a El. Recuerden, el mundo y todo lo que está en el pasara.

Nuestra patria no es aqui. Aqui solo somos peregrinos. Tenemos que colaborar con el Espíritu Santo y edificar el cuerpo de Cristo hasta que todos lleguemos a la unidad de la fe y del conocimiento del Hijo de Dios, a un varón perfecto a la medida de la estatura de la plenitud de Cristo. (Efesios 4:12-13).

Para eso, No podemos estar entretenidos en los medios de comunicación llevando mensajes que nada contribuyen a La Paz y Amor. Aprovechemos los medios para anunciar las buenas nuevas de salvación a todos. Por que ningún ser humano se excusará delante del Señor Jesús, que pronto viene a juzgar la sierra.

Qué viva Cristo en nuestras vidas y que nuestra vida en él sea abundante en gracia y en amor. Nos resta sólo, como iglesia de Jesucristo, ORAR.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

Blog at WordPress.com.

Up ↑

%d bloggers like this: